<$BlogMetaData$>

miércoles, septiembre 06, 2006

Poniendo dianas

Abdennur Prado, presidente de Junta Islámica Catalana, ha escrito un artículo para Webislam, en el que pide que se equiparen los términos antijudío e islamófobo.

Existe una gran diferencia entre una cosa y otra. El antijudaísmo es un sentimiento totalmente irracional, que está basado en difusas cuestiones históricas -más bien histéricas- pero de ninguna manera en una reacción a una acción violenta, o de forzar a la conversión al judaísmo al resto de la humanidad. Quien haya vivido en países que cuenten con judíos entre su población, podrá aseverar lo que digo. Viven su vida, están perfectamente insertados en la sociedad, trabajan y viven como cualquier otro ciudadano, y son destacados miembros de sus comunidades, empresarios, deportistas, artistas, artesanos, etc. No hay diferencia entre un judío y un "goy" (no judío).

Sin embargo, no podemos decir lo mismo de los que profesan la religión de Mahoma. No me explayaré sobre el tema, los ejemplos están a la vista. En España, en el resto de Europa, en las noticias cada día. Con lo cual, podríamos decir que la islamofobia es una reacción esperable a esta especie de "guerra de conquista religiosa" que desde el Islam se ha emprendido.

Esta gente no respeta nuestros valores de libertad, sino que quiere imponernos su SUMISIÓN (Islam significa "sumisión"), a través de la Yihad, que ellos mismos definen como "Lucha por la causa de Allah. Puede ser mayor y menor, según se de la propia vida y riqueza por la causa de Allah, o se combatan los caprichos y apetitos del nafs.

Y esta gente se queja porque en Occidente hay gente que no compra su romántica historia de jardines de nenúfares, poetas cantando canciones al lado de las fuentes, paz y amor perpetuo mientras se brinda con té y se comen dátiles, y todos marchan felices a la mezquita cuando el almuédano llama a la oración. No la compran porque quieren ser libres, no sumisos. Porque no quieren que sus hijos sean educados en el odio, porque no quieren que sus madres o sus hijas, e incluso ellos mismos, sean apedreados porque un tribunal de chalados cree que esa es la única ley válida y posible, porque el profeta de Alá así lo dijo.

Pues quienes no compran Islam, y públicamente dicen por qué, están expuestos a que cualquier señor de barba y turbante con ínfulas de iluminado, le ponga una diana, señalándolo -como Jomeini con Salman Rushdie- para que algún loquito de chilaba se lo cargue.

En esa situación están las siguientes personas:

Moshe Sharon, profesor de Historia Islámica en la Universidad Hebrea de Jerusalem, por el artículo publicado en Es-Israel

‘Policronio’, bloggero español, por su post en Batiburrillo.

Marcos Aguinis, escritor argentino, por su artículo publicado en la web judía progresista Betshalom.

Jon Juaristi, escritor español, por su artículo publicado en ABC

José Brechner, escritor boliviano, por su artículo publicadon en El Iberoamericano

Jaim Grau, director de la web Es-israel.org por sus artículos en Hebreos.net, Es-Israel y Noti-Israel

Horacio Vázquez-Rial, escritor argentino, por sus artículos en su propio blog, en Es-Israel y en otros medios

Bat Ye’or, escritora de origen egipcio, por su artículo publicado en El Reloj

Eduardo Yitzhak, escritor argentino, por su artículo publicado en la blog del ‘Doctor Shelanu’

Gabriel Albiac, escritor español, por su artículo publicado en El Mundo

Las explicaciones del "converso" Abdennur Prado, aquí.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Baby

 

 

AVISO: Este blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LSSI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio no será publicado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. El spam queda prohibido.
  

Site Meter