<$BlogMetaData$>

martes, enero 02, 2007

Desmontando el cuento de la mezquita de Córdoba

El presidente de la Junta Islámica de España, el converso Mansur Escudero, anda como loco tratando de convencer a todo el mundo de que los musulmanes tienen derecho a rezar en la Catedral de Córdoba, ya que antes -durante la invasión y ocupación de los moros- fue mezquita.

Pues puestos a reclamar antigüedades, podríamos contar la historia COMPLETA de la Catedral de Córdoba. Sin omitir ningún detalle.

La Catedral de Córdoba se encuentra emplazada en el edificio que antes fue mezquita, pero mucho antes aún, fue una basílica visigótica consagrada a San Vicente Mártir.

Dicha basílica fue construida en el siglo V, bastante antes de que los moritos llegaran con sus fanatismos al estrecho, y mucho antes de que el transtornado pederasta de Mahoma hubiera nacido.

La proximidad de la Basílica de San Vicente Mártir con el palacio del gobernador, hizo que se convirtiera en el principal templo de la ciudad. Es altamente probable que el templo estuviera dedicado al culto de la herejía arriana, muy popular en la España visigótica hasta la conversión de Recaredo en el año 589, cuando la España visigótica y la hispanorromana quedan unificadas bajo la religión católica.

Tras la invasión de los moros, éstos adquirieron el compromiso de respetar a la Iglesia católica y a la Basílica de San Vicente Mártir mientras los cristianos pagaran los tributos exigidos. Pero los moros no honraron su compromiso y finalmente expropiaron la basílica y la destruyeron en el año 786, para construir su mezquita, utilizando el material de la basílica en su construcción.

Pues bien, nada de esto es considerado por el converso Escudero, quien en un alarde de histrionismo y provocación decidió apersonarse a la entrada de la Catedral con su alfombrita (y suponemos que una brújula) para ponerse a rezar. O mejor dicho, para ponerse a protestar.

Desbarra Escudero diciendo lindezas como que:
"El rezo era para dar testimonio de que no reivindicamos la propiedad del templo ni hacer una liturgia compartida, como parece que se han pensado, sino que tenemos la sincera pretensión de que se convierta en un centro ecuménico en el que puedan rezar todos los creyentes".

Desde luego que no pueden reivindicar ninguna propiedad, aunque sea esa la secreta intención. Desde luego que no esperan que haya liturgia compartida, puesto que jamás aceptarían compartir sus rezos con los infieles. Por supuesto que no quieren que la Catedral se convierta en un centro ecuménico, puesto que el islam no cree en el ecumenismo. Y si no, vean la libertad que gozan las comunidades cristianas en los países predominantemente musulmanes para profesar su religión. Vamos, que es la pera limonera de libertad...

La Junta Islámica continúa su farsa en una carta que enviaron a Benedicto XVI en la que solicitaban que los musulmanes pudieran compartir con los cristianos el rezo en la Catedral para "despertar las conciencias" de ambas confesiones y "enterrar enfrentamientos pasados". También dicen que los extremistas islámicos pervierten el mensaje expresado en la Revelación Coránica, y que "desgraciadamente desconocen el equilibrio y la moderación que contenía el corazón del Profeta". Pues en lugar de pedir tonterías, bien harían en hacerles conocer a ellos (y a todos) ese "mensaje de equilibrio y moderación". Del Corán desde luego no se desprende otra cosa que no sea odio, venganza y fanatismo excluyente. Ya no mientan más. Por el amor de Alá.

1 Comments:

At <$BlogCommentDateTime$>, Anonymous Anónimo said...

Dejémonos de falacias, y destruyamos lo que otros nos destruyeron. RECUPEREMOS NUESTRA BASÍLICA y la CATEDRAL VISIGÓTICA
pasa lo mismo con los Catalanes y Vascos, que devuelvan a Roma los templos Romanos que existen por esas tierras, que no son pocos

y si no quieren nada con ESPAÑA, que nos devuelvan el dinero robado

ARRIBA ESPAÑA

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Baby

 

 

AVISO: Este blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LSSI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio no será publicado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. El spam queda prohibido.
  

Site Meter