<$BlogMetaData$>

viernes, septiembre 22, 2006

En cinco años Europa tendrá 50 millones de musulmanes

La conquista religiosa de Europa. Ése es el principal objetivo que se han fijado los islamistas radicales en los países occidentales. «Están convencidos de que hay un vacío espiritual en Europa que sólo el islam puede llenar», afirma Gustavo de Arístegui, diputado del Partido Popular en el Congreso y experto en el mundo islámico. Sin embargo, aunque esta meta expansionista sea, según Arístegui, «inviable», lo cierto es que poco a poco las ansias de islamizar el continente europeo van obteniendo sus frutos.

Uno de ellos es, sin duda, la expansión de la población islámica en el continente. «Hoy hay más de 27 millones de musulmanes en Europa, pero dentro de cinco años podríamos llegar a la cifra de 50 millones», asegura el diputado, quien señala tres razones principales para justificar este incremento progresivo: «Su tasa de natalidad es más alta que la de los países europeos, el creciente número de inmigrantes que van llegando y los planes deliberados para tratar de exportar población musulmana».

Pero la fuerza de la ideología islamista radical no procede sólo de su expansión demográfica sino, y sobre todo, de su introducción paulatina en espacios de influencia social y política. «Estos grupos radicales practican una equívoca corrección política con la que quieren engañar a los poderes públicos y anestesiar a la sociedad», afirma Arístegui, una práctica que ha sido más o menos camuflada por algunos líderes radicales. No es el caso de Omar Bin Bakri (ahora exiliado en Líbano), quien ha llegado a sentenciar abiertamente: «Usaremos vuestra democracia para destruir vuestra democracia». Ante estos hechos, «hay una total indolencia de un sector político occidental que o no es consciente o no quiere darse cuenta de lo que ocurre», señala.

A pesar del incremento del número de musulmanes en Europa, no se puede olvidar que la inmensa mayoría de este sector de la población es moderado. Precisamente por esta razón los islamistas radicales están poniendo todos los medios posibles para conquistar a los sectores conservadores de la religión de Mahoma. «Se han creado redes de reclutamiento de musulmanes moderados y de presos comunes con el fin de ingresarlos en sus filas, no sólo para formar terroristas, sino para tener nuevas vías de financiación económica», explica Gustavo de Arístegui. Una de las principales formas de reclutamiento de personas se realiza a través de algunos centros culturales y religiosos islámicos.

«En España hay unas 1.500 mezquitas, la mayor parte de ellas ilegales o alegales, y en muchas se puede estar extendiendo un mensaje radicial y violento», alerta el diputado. Según Gustavo de Arístegui, Europa no deja de ser para los islamistas radicales un continente de «descreídos» y España es además un país de descendientes de apóstatas del islam. «Esta situación crea un problema jurídico grande, ya que en vez de la dawa (predicación islámica a los que son musulmanes) sólo se nos puede aplicar la yihad, la guerra santa», concluye.

Fuente: Madrid Habitable

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Baby

 

 

AVISO: Este blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LSSI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio no será publicado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. El spam queda prohibido.
  

Site Meter